LINDISIMA Meditaciones

 

Inicio

La Piel

En Forma
Estilo
Spa
Salud
Meditaciones
Maquillaje
Recetas
Embarazada
Pelo
 

Otras Meditaciones

Buscar temas en Lindisima

Únete a nuestro club: Lindisima club

Poder y perdón
"Perdonar es liberar a un prisionero y descubrir
que ese prisionero eras tú"
Lewis B. Smedes

--


Una de las actividades más poderosas que los humanos podemos hacer es el perdonar. Es poderosa porque nos libera, nos quita de encima el terrible peso del resentimiento, el rencor y el tenebroso odio. Nos libera porque nos permite tener paz. Nos permite concentrarnos en actividades productivas o que nos hacen felices.
Continuar abajo   

 

 

 

--

Si no perdonamos nos atamos a una situación desagradable y dejamos que las fuerzas oscuras del mundo tomen control de un pedazo de nuestro corazón.

El perdón es importante y a veces difícil. ¿Por qué es difícil? Porque es dejar el control que creemos tener en algunas circunstancias.

Hace un tiempo a una comunidad Amish de USA (una religión parecida a la menonita tradicional, es una religión de gente muy pacifica) le paso algo terrible. Un hombre perturbado llegó a una escuela de niñas Amish y disparó a diestra y siniestra e hirió a casi todas las niñas y mató a varias.

Si tú fueras la madre o el padre o la hermana o hermano de esas niñas ¿Perdonarías al asesino? ¿Cuánto tiempo te tomaría perdonar? Los Amish perdonaron en unas cuantas horas y fueron al velorio del asesino (quien se suicido) a pedirle a Dios por su alma y darle el pésame a la familia.

En un documental que vi sobre este incidente, una de las madres de las victimas decía que: “Perdonar no significa que olvido lo que pasó, o que creo que fue algo bueno. .... significa que le dejo a Dios la tarea de juzgar.”

Otro hombre de la comunidad afectada decía que cuando le dejó a Dios la tarea de juzgar al asesino se sintió muy bien porque él ya no tenía el duro trabajo de juzgar ese acto tan vil. Ahora era trabajo de Dios.

Los Amish como parte de su fe le dejan el control a Dios y no pretenden controlar todo. Como parte de su fe, también le dejan el juzgar a Dios.

Ya sea que practiques o no alguna fe, el perdón es importante para liberarte tú mismo de algo que pasó en tu vida.

Cuando perdonas liberas tu mente. Perdonar no significa olvido, no significa que te harás amigo de quien te ofendió. Significa que no juzgaras tú, en tu mente, una y otra vez y con ello revivirás el dolor una y otra vez. No es olvido, no es ponerse de acuerdo con la ofensa, pero es parar de juzgar. Perdonar puede ser fácil o difícil, eso depende de ti.  

 
 
 




 

Lindisima.  El punto de la belleza Integral.  Consejos de belleza, masajes, aromaterapia, yoga, dietas, meditación, maquillaje, Spa,
 recetas y faciales. Belleza integral y natural. 
Copyright © 1999-2018 Lindisima.  All rights reserved.  Derechos reservados