LINDISIMA Meditaciones

Otras Meditaciones

Únete a nuestro club: Lindisima club


En el tiempo de engaños decir la verdad es un acto revolucionario.
George Orwell

--


Cuándo te preguntan ¿Cómo estas? ¿Que contestas? “Bien muchas gracias” o algo similar. ¿Estas diciendo la verdad? Decir la verdad todo el tiempo no es fácil. El gran Gandhi se propuso nunca mentir y habla de sus experiencias en sus libros. Ni aun para Gandhi fue fácil.  Continua abajo   


 

 

 

 
--

El decir siempre la verdad nos puede poner en problemas, la verdad a veces no viene al caso y en otras puede herir. 
La verdad no viene al caso en el ejemplo del párrafo anterior. Casi todas las personas que te preguntan como estas están solamente siendo cordiales, en realidad no están interesadas en tu situación. Si estas en casa de alguien quien te invitó a comer y esta persona te pregunta ¿Te gusta la comida? Que le vas a contestar si no te gusta, “esta deliciosa” es una de las respuestas comunes.

Alguien se inventó el concepto de mentira blanca. Pero habrán mentiras chicas y mentiras grandes (blancas y negras), podrán clasificarse de esta forma. Y si se puede entonces hay mentirosos chicos y mentirosos grandes o quienes dicen mentiras chicas no son mentirosos.

Las repuestas a las preguntas anteriores quedan en tus manos. Personalmente creo que las mentiras son mentiras y quienes dicen mentiras son mentirosos pero hay mentirosos peligrosos y mentirosos cordiales.

Casi todos somos mentirosos aunque seamos solo mentirosos cordiales. Es muy desagradable descubrir a alguien en una mentira de cualquier tamaño (a menos que sea estoy bien cuando están mal). Es mas desagradable que nos descubran mintiendo, especialmente cuando las mentiras son mas grandes.

La mentira puede convertirse en mala costumbre y quienes la practican ni se dan cuenta que lo están haciendo y esto es peligroso. Al practicar la mentira se pierde algo importante “la credibilidad.” Es como la historia de “viene el lobo”. Cuando el mentiroso dice la verdad y necesita que le crean es difícil creerle porque no hay credibilidad.

La credibilidad es importante en la vida personal y profesional. A nadie le gusta tratar con mentirosos y a todos nos gusta tratar con personas confiables. Decir siempre la verdad puede ser complicado pero vale la pena intentarlo. 

        
 
      










 

Lindisima.  El punto de la belleza Integral.  Consejos de belleza, masajes, aromaterapia, yoga, dietas, meditación, maquillaje, Spa,
 recetas y faciales. Belleza integral y natural. 
Copyright © 1999-2018 Lindisima.  All rights reserved.  Derechos reservados