LINDISIMA En Forma

 

Comiendo con emoción:
no dejes que tus emociones te engorden

--




Si deseas bajar de peso vigila tus emociones. Como lo hemos dicho en otros artículos a veces comemos más de la cuenta cuando estamos felices, cuando estamos tristes, cuando estamos ansiosas etc. (continuar abajo)
 


-

 

 

 

 

--


En nuestra cultura nos han enseñado a comer como una reacción a nuestras emociones. Estos patrones de comportamiento pueden cambiarse. Lee nuestro artículo
las emociones para adelgazar. Estos son algunos consejos:

1- Quieres algo dulce
Hay momentos en los sentimos que necesitamos algo dulce. Esto puede deberse a altas o bajas en la insulina pero hay que romper el ciclo porque entre más dulce comes más dulce te pide el cuerpo.

Piensa que puedes hacer que sea dulce para tu cuerpo sin necesidad de comer por ejemplo: abrazar a tu amado, hablar con una amiga, hacer algo creativo etc. Aprende a sustituir lo dulce con una actividad placentera. No te estamos diciendo que nunca comas dulce solo que no lo comas frecuentemente. Según estudios si te aguantas 15 minutos el antojo se desaparece.

2- Comes cuando te desbordas de alegría.
Si te promueven, sacas buenas notas, recibes buenas noticias etc. corres a celebrarlo con comida deliciosa. Trata de sustituir este comportamiento, busca formas de celebrar sin comer más de la cuenta. Ve de paseo, sal a bailar, ve de compras, hazte una manicura en tu salón favorito etc. Mímate sin comida. Tampoco te estamos diciendo que nunca celebres con comida solo que no lo hagas en cada ocasión.

3- Ay te matan los nervios
Sabes que la mejor forma de controlar la ansiedad es el temido ejercicio. Pero no le tengas miedo que ya tienes suficiente ansiedad, sal a caminar aunque sea al mall (mol) o una tienda pero en la naturaleza es mejor. Baila, pinta, toma mucha agua etc. Busca una solución a tu ansiedad si es constante.

4- Pero que aburrida estas
Sabes que el aburrimiento es una de las características humanas más complejas. Lo mejor es buscar que hacer pero si no te animas come algo como palomitas de maíz y mastícalas bien y mientras lo estás haciendo busca otra actividad como una buena película. Trata de buscar alimentos no tan altos en calorías y que requieran tiempo, no comas galletas o ice cream porque se comen rápido y son ricos en calorías y grasa.

5- Comes porque estas triste
Todos pasamos por momentos duros y a muchos nos da por consolarnos comiendo. En estos casos busca apoyo ya sea en tu familia, tu iglesia, amigos o con un terapeuta. Lee libros inspiradores, haz ejercicio que este ayuda a dar claridad mental. No sufras sola en compañía de la comida porque esta no te ayudara a salir de la tristeza o resolver tus problemas.

Algo que le ayuda a muchas personas es practicar el agradecimiento y cada día dar gracias por 5 o más cosas o circunstancias como salud, casa, trabajo, cuerpo, amigos, familia etc. Cuando cambias la perspectiva los problemas se ven más chicos.

La clave es sustituir la comida por otras actividades para acostumbrarnos a que la comida no es todo. Si no tienes problema comiendo con moderación no necesitas cambiar pero si lo tienes los consejos anteriores te ayudaran.


 









Lindisima.com.  El punto de la belleza Integral.  Consejos de belleza, masajes, aromaterapia, yoga, dietas, 
meditación, maquillaje, Spa,  recetas y faciales. Belleza integral y natural. 
Copyright © 1999-2019
Lindisima.com.  All rights reserved.  Derechos reservados

    y .com