LINDISIMA En Forma

 

Emociones sanas para adelgazar

--




Comes cuando te deprimes, cuando te aburres, cuanto estas irritada, cuando estas ..... Si solo comiéramos cuando tenemos hambre verdadera probablemente no habría problemas de obesidad. (continuar abajo)
 


-


Foto por Calebism www.flickr.com/photos/calebism/

 

 

 

 

--


Algunas personas adelgazan y otras engordan cuando hay situaciones difíciles o estrés.  Calmar el hambre no ha sido nunca el único papel de los alimentos. Comemos no solamente para saciar nuestro estomago, sino también para responder a nuestras emociones.

Los problemas se producen cuando los hábitos alimentarios inducidos por las emociones ocupan un papel esencial, en detrimento de una alimentación sana y equilibrada y nos llevan al sobrepeso.

Al alimentarnos cubrimos una necesidad física que nuestro cuerpo reclama en forma de apetito. Sin embargo hay un complejo mecanismo que surge de nuestro ser y hace que nos apetezcan ciertos alimentos porque apaciguan nuestros estados de animo y algunas emociones tales como angustia, ansiedad, nerviosismo, depresión, etc.

De todos es conocido que los dulces en general ayudan en los momentos de apatía y tristeza. Algunas personas se declaran verdaderos adictos al chocolate, y es precisamente por un motivo emocional.

Un análisis de todos los estados de animo que nos invaden nos ayudara a controlar esos hábitos dietéticos perjudiciales que nos impiden mantener una alimentación saludable y adelgazar.

La mayor parte de los expertos en nutrición reconocen que para adelgazar no basta con dietas de 1500 calorías por día acompañados de ejercicios físicos. Es importante desacelerar el comportamiento alimentario ligado a las emociones.

Consejos para combatir el comportamiento alimentario ligado a las emociones:

1- Abstenerse de ingerir alimentos cuando no se tiene apetito.

2- A lo largo de una semana, realizar una lista en la que se anoten todos los alimentos que se ingieren fuera de las horas de las comidas pautadas, así como a que tipo de emociones esta ligados.

3- Buscar medios alternativos que le reconforten sin tener la necesidad de recurrir a la alimentación.

4- Realizar diariamente ejercicio físico.

5- Valorar los alimentos ingeridos mas por sus propiedades y virtudes nutritivas y medicinales, interesándose por la comida sana, sus propiedades y ventajas.

6- Realizar actividades sustitutorias en los momentos de mayor tentación, tales como pasear, tomar un baño, leer, hablar con una amiga etc.

Leer:
Hambre emocional

Información proveída por la revista Convive.
 









Lindisima.com.  El punto de la belleza Integral.  Consejos de belleza, masajes, aromaterapia, yoga, dietas, 
meditación, maquillaje, Spa,  recetas y faciales. Belleza integral y natural. 
Copyright © 1999-2019
Lindisima.com.  All rights reserved.  Derechos reservados

    y .com