LINDISIMA Meditaciones

Otras Meditaciones
 


Lecciones en la vida.

--
Ha continuación la historia de una de mis amigas quien me pidió que no diera su nombre verdadero, la llamaremos Gina. Continua abajo   

 

 

 

 
--

 
Conocí a Gina cuando llegó a trabajar a la empresa de uno de mis clientes. Gina brillaba por su oficina siempre meticulosamente organizada. La personalidad fácil y amistosa de Gina con su dedicación al trabajo le merecieron un ascenso en corto tiempo. Trabajar con Gina era placentero y efectivo, todo lo contrario de mi experiencia con otros de sus colegas.

Un día le comenté como la admiraba y apreciaba trabajar con ella y por chiste le pregunté ¿cual es tu secreto para ser tan organizada, donde aprendiste? Gina me contestó lo siguiente:  
  

"Lo aprendí de mi madre. Cuando crecí, mi familia era relativamente rica, teníamos empleadas domesticas para todo. Cuando ingrese a la universidad me tuve que mudar a la capital de mi país y esto coincidió con serios problemas económicos en mi familia.

Sin mucho dinero mi mamá solo me daba lo suficiente para pasarla en la universidad. Por lo tanto yo tenia que lavar, planchar y arreglar mi propia ropa, como nunca lo había hecho estaba aterrorizada. No sé como y me da pena contarlo pero me volví sucia, para no lavar empecé a re-usar mi ropa, el peor problema fueron los calcetines. Los usaba por una semana completa.

Con toda mi ropa sucia y percudida me gane la fama de mal oliente. Por fin fui de vacaciones a mi casa y llevé de regreso toda mi ropa, mi mamá se asustó al verme con tantas maletas.

Yo nunca había tenido buena comunicación con mis padres pues los consideraba pasados de moda, pero sabiendo en mi corazón que mi ropa era solo uno de mis problemas decidí ser sincera con mi mamá. Otro problema más grande eran mis notas porque casi no estudiaba y no asistía a mis clases.

Mi mamá me escuchó y me dijo: hija no comprendo bien lo que esta pasando, pero si veo lo siguiente, usted esta dejando que los problemas se hagan grandes. Si hace todo lo que tiene que hacer, se volverá rutina, algunas actividades son placenteras otras no, pero hay que hacerlas todas y no dejar que se acumulen. Lave su ropa todos los días y planche y remiende una vez por semana, atienda todas sus clases y estudie todos los días, enfóquese que usted esta en esa ciudad para estudiar y graduarse. Al final del semestre volveremos a hablar.

Probablemente por primera vez en mi vida decidí seguir el consejo de mi madre. Hice todo como ella me dijo y los resultados no se hicieron esperar, mi vida empezó a cambiar de forma positiva. Mi imagen cambio y mis notas subieron. Esa lección me hizo la persona que soy ahora. Aprendí que si hago lo que tengo que hacer y pospongo el placer la vida es más fácil."

Una lección muy chica pero a la vez muy grande: la lección de Gina fue enfoque y responsabilidad diaria para alcanzar el éxito.

¿Estas dejando que algo en tu vida se acumule? Actuar rápido puede eliminarte estrés un mayor problema después. 



   






 




 

Lindisima.  El punto de la belleza Integral.  Consejos de belleza, masajes, aromaterapia, yoga, dietas, meditación, maquillaje, Spa,
 recetas y faciales. Belleza integral y natural. 
Copyright © 1999-2018 Lindisima.  All rights reserved.  Derechos reservados